Alrededores del Volcán Turrialba

  • Los aires decembrinos y las vacaciones de fin de año nos invitaban a pasear.

    Después de breves cavilaciones e intercambio de argumentos, decidimos que el destino elegido debía ser poseedor de un clima lo suficientemente extravagante, una vista lo suficientemente atractiva y una distancia lo suficientemente realista como para despertar ese -a veces- dormido espíritu de andanza en nosotros. Es así como nos fuimos 25 km al noreste de Turrialba y subimos 3340 metros sobre el nivel del mar para visitar a un volcán amigo cercano: El Volcán Turrialba.

    El camino para subir es realmente hermoso y digno de disfrutar. Sin carencia alguna de vegetación y paisaje campestre, tampoco de vacas, terneros, pizotes, pajaritos, caballos y alguno que otro perro merodeador de la zona. Es altamente recomendable hacer el viaje en un carro 4x4, la irregularidad de la calle será un problema para quienes quieran subir al cucurucho en un automóvil. Y cuando decimos cucurucho, es porque de verdad notarán que, desde abajo, este volcán tiene forma de cono.

    A lo largo del recorrido se pueden hacer paradas al lado del camino y sentarse en lo que llaman las faldas del volcán y respirar aire puro mientras se admira el verde del campo; realmente el lugar es la zona de pic-nic perfecta. Si lo que busca es otro tipo de descanso, puede entrar a alguno de los negocios locales y tomarse una jarra de agua dulce para calentar la garganta y el espíritu. Nosotros hicimos la parada de rigor en un local llamado Danza con Nubes, que además de fungir como cafetería-restaurante de paso, cuenta también con un negocio de Hotelería. Deliciosas tortillas con queso y café que sabe a gloria.

  • El clima es lo que podría catalogarse como placentero. Hace frío, pero a la vez, bastante sol. Recuerde que va a estar encima de las nubes, por lo que aun con la frescura que pueda sentir, los rayos del sol van a irremediablemente quemarle la piel. Es aconsejable llevar bloqueador solar.

    Ya en la entrada del Parque Nacional Volcán Turrialba, nos hicieron firmar un aviso que decía que entrábamos bajo nuestro propio riesgo. Así es, el Volcán Turrialba se encuentra activo actualmente (en realidad ha estado activo desde hace 134 años). Presenta actividad fumarólica y sismos. Es muy importante seguir las indicaciones del guardaparques, no se puede estar más tiempo del recomendado cerca del cráter, pues los gases tóxicos pueden ser dañinos para la salud. ¿Qué mejor sentimiento de aventura que sentirse en riesgo?

    Adentro, la vista a sus tres cráteres es impresionante así como la aglomeración de nubes. Si tiene suerte y topa con un cielo despejado, se puede ver a lo lejos la cordillera de Talamanca y los pueblitos aledaños.

    A pesar de ser una zona tanto hermosa como accesible, el Volcán Turrialba no es tan visitado como su vecino, el Volcán Irazú. Esto podría resultar ventajoso para quienes huyen de los molotes de turistas o visitantes similares.

Fotografía: Laura Alpizar
comentarios
Debe loggearse para comentar.