¡Juemialma, Emeterio!

  • Acerca del folclore, dice la RAE:

    folclore.
    (Del ingl. folklore).
    1. m. Conjunto de creencias, costumbres, artesanías, etc., tradicionales de un pueblo.
    2. m. Ciencia que estudia estas materias.

    No somos ajenos al folclore. No es difícil de reconocer en absoluto. A veces tiene forma de pancito casero de la abuela, o los bizcochos de un rezo. Siendo algo inherente e innegable de nuestra naturaleza; aun cuando el tiempo muchas veces se encargue de dormirlo, no podíamos ignorar las ganas de conversar con algun ejemplo de folclor nacional. Después de un par de intentos, logramos contactar a Don Juan Rafael. Quedamos de vernos con él en Cowboy, popular restaurante herediano.

    Después de asegurar con simpatía que no necesita azúcar para el té, pues él es un hombre muy dulce (jojo) nos deleitó con su historia, rajonadas, guitarra, canciones y hasta coplas.

    Cuéntennos un poco sobre sus inicios en esto

    Bueno, yo nací en Zarcero, el cantón más grande de Costa Rica. A los 16 años empecé a trabajar en el campo y en cafetales, también empecé a componer canciones. Yo escuchaba por radio (en aquel tiempo no había televisión) a Carmen Granados, Lencho Salazar y a Zoylo Peñaranda y les tenía admiración, no sabía que iba a terminar trabajando en esto también. Empecé a componer y a componer canciones y a dárselas a artistas. Aunque no era estudiado, por medio de la música fui saliendo. Luego por argolla empecé a trabajar para El Seguro.

    ¿Y Emeterio?

    En las fiesta del Seguro me ponían a cantar y un día mi jefe me habló de El Fogón de Doña Chinda de Miguel Salguero, dijo que iba a llamarlo para recomendarme. Yo no quería pero me insistió entonces me animé. Fuimos a Los Juncales en Desamparados que es donde grababan el programa y cuando ví a Zoylo Peñaranda y a Carmen Granados me puse en un temblor, todo nervioso.

    Ya me presentaron como Juancito el compositor y Miguel Salguero me pidió que cantara una canción, pero yo estaba taan nervioso que no, no pegué para televisión. Mi jefe dijo que tenía que ser menos tímido y con el tiempo otra vez me insistió para que fuéramos a Pérez Zeledón para una grabación de Salguero. Fuimos y ese día Zoylo Peñaranda no podía salir entonces ocupaban a alguien que lo sustituyera. A pesar de mi timidez, me pusieron a mí que igual no tenía que decir gran cosa pero me trabé todo y todos soltaron la risa. A Salguero le gustó que fuera tataretas y ahí es donde pegó el personaje.

    Miguel Salguero me bautizó Emeterio por un personaje que él había creado para el periódico. Así es como nació Emeterio, en el año 1980. Seguí componiendo canciones y participando en programas de televisión como La Remendona, El Barbero de la Villa, Un regalo navideño para televisión alemana, y otros.

    Empecé componiendo canciones, luego conté chistes, después fui coplero. De todo un poco.

    ¿Ha hecho presentaciones fuera del país?

    Sí, casi empezando me salió la primera presentación en Nueva York y por cierto allá conocí a Maribel Guardia. Fui el primer tico que salió en Sábado Gigante cuando todavía estaba en Santiago de Chile. También visité Nueva Jersey, Los Angeles, Texas, Florida y Venezuela.

    ¿Algun cambio en cuanto a su estilo en particular?

    Bueno, para ir variando las cosas. Yo trabajo en radio Omega y Radio Vox queda ahí mismo entonces hice amistad con los carajillos que trabajan ahí. Un día vacilando y todo, dijeron que cómo sería Emeterio cantando reggaetón y yo le entré. Así nació el rejetón. Tengo una canción que se llama El Wachimán, es que como ya existe El General entonces yo soy El Wachimán. La canción es una pura rajonada.

    "... en el rejetón no me pueden ganar
    porque soy playboy y bien parecido
    de lindas mujeres yo soy perseguido
    Shakira, Thalía y Jennifer López
    La Chica Dorada y Cristina Aguilera
    Pilar Montenegro y Maribel Guardia
    me piden que tenga aventuras con ellas... "

    (explotamos en risa)

  • ¿Cómo describe su experiencia en La Patada?

    Parmenio siempre buscaba los personajes él mismo, pero yo quería salir entonces lo llamé. El me aceptó pero diay, yo soy folclorista y La Patada era crítica social. Sentí que no iba mi estilo con el programa pero ahí inventé las rajonadas. Cuando llegué y conté una rajonada, Parmenio dijo que a la gente le había gustado la mentira que pegué. Entonces me metió en el guión y nacieron personajes como mis perros Carbonato y Chilillillo.

    Carbonato es un perro muy famoso que me acompaña a todo lado.

    Una vez estábamos en la playa y se me perdió Carbonato. Cuatro meses y nada que aparecía, un día me llegó un telegrama de Guatemala, con una cuenta de un hotel cinco estrellas a nombre mío pero no era yo era el perro que donde vió pasar el Ticabus, como tiene un venado pintado, salió corriendo atrás y llegó a Guatemala.

    ¿Y la vaca atlética?

    Cuando yo tenía lechería en Ochomogo era tan frío que los toros andaban jacket de cuero y las vacas bufanda. Yo tenía una vaca que era buena para dar leche y buena para correr. Oiga si era buena para correr que ganó teta de oro en unas olimpiadas que hubieron. Pero diay como a veces era tan frío había que sacarle leche con picahielo. Yo dije que esta vaca se me iba a morir, entonces me la llevé para La Cruz de Guanacaste, y era tanta la sequía que estaba echando leche en polvo entonces otra vez pensé que se me iba a morir.

    Yo estaba joven y corría mucho y la vaca también corría mucho entonces me iba con la vaca amarrada a un mecate.

    Desde La Cruz de Guanacaste, pasábamos por Liberia, la vaquilla soplada y yo también. Bagaces, Cañas, Limonal y ya por Barranca yo no aguantaba las patas entonces me senté y la vaquilla siguió más bien calentando

    Yo ya no aguantaba. Pasó un carro ultimo modelo y el dueño me conocía a mí y yo le dije que me hiciera el favor de llevarme, me dijo que me llevaba pero a la vaca no, entonces yo le dije que la vaca corría mucho, que yo me montaba adelante y que la amarráramos atrás, que cualquier cosa ella avisaba por el espejo. Ya nos vamos y le puso 50 km y la vaca ahí iba, le puso 80 y la vaquilla soplada, a 100 y todo bien cuando íbamos por 120 se fija él en el espejo y me dice:

    -Emeterio esa vaca se viene muriendo- y le digo yo ¿Porqué?
    -Porque viene en un bramido y trae la lengua afuera-
    ¿De qué lado trae la lengua? le digo yo, y me dice que a la izquierda. Entonces le dije yo, Nombre, dale campo a esa cabrona que lo que quiere es rayar.

    (es imposible describir las carcajadas que nos hace soltar)

    Otra otra otra

    Yo antes sembraba yuca pero yo no sabía que Guácimo de Limón era tan bueno para la yuca. Sembré la mata de yuca y de baboso la voy abonando y para qué lo hice, cuando esa mata de yuca se curó era como un palo de higuerón.

    El día que me fuí a arrancar la mata de yuca le pegué una yunta de bueyes que ni la movía, dos yuntas tampoco, había un tractor trabajando entonces lo contraté se lo pegamos a la mata de yuca y hasta que temblaba la tierra, vale que yo tenía un radiecillo y en ese tiempo habían dos emisoras en Costa Rica que eran las primeras que hubieran: Radio Manguera la voz del empaque y Radio Malanga la voz del congo. En eso oigo las noticias que dicen: "Si alguien está arrancando una mata de yuca porfavor déjela quedita porque se está esfondando la Iglesia de Guápiles" ¡Vea hasta donde llegaba la raíz!

  • ¿¡Emeterio es mentiroso?

    No, mentiroso un viejo que me encontré un día de estos.

    El dice que tiene el museo más viejo de la historia. Me dice el viejo jetón: tengo la aguja con que le hicieron el ruedo a la falda del Volcán Poás, tengo el lente de contacto de Ojo de Agua, tengo el arma con que mataron al Mar Muerto, tengo el vestido entero del cuerpo del delito, tengo las plumas del Ave María, tengo las sandalias del Judío Errante, tengo la brocha con que pintaron el Mar Rojo, tengo el envase de la medicina de la Virgen de los Dolores, tengo el sombrero del Padre sin cabeza, tengo la chupeta del chiquito de La Llorona, tengo el motor del Arca de Noé, tengo la factura de La Santa Cena, tengo la otra mitad del Medio Ambiente, tengo la semilla de la planta del pie y por si fuera poco tengo el calzoncillo del culo del mundo.

    ¿Alguna vez Emeterio se metió en problemas por algo dicho?

    Talvez pero no me han reclamado. No no, el humor que tengo es humor sano, que es el más difícil. Yo siempre hablo bien de las mujeres, porque pienso que el humorista que cuenta un chiste en contra de la mujer no vale nada. Talvez un chiste de la suegra pero de vez en cuando. Yo pido aplausos para lo más bello que tenemos en el mundo que son las mujeres.

    ¿Qué opina de la comedia folclórica nacional?

    Bueno, Carmen Granados tuve la oportunidad de trabajar con ella y la respeto mucho. Lencho Salazar que creo que ya no hace presentaciones. A Olegario Mena yo le admiraba mucho los gestos y que robaba cámara.

    ¿Qué es lo que más le gusta de lo que hace y lo que menos disfruta?

    Hay una cosa vacilona, yo me he dado cuenta que de verdad uno tiene como dos personalidades. Emeterio ha andado con las mujeres más lindas, llega uno a algun lugar y se quieren tomar fotos con uno, en cambio Juan llega y no puede sacar a ninguna a bailar porque es tímido. Como Emeterio le hablo a cualquiera. Me gusta más trabajar en televisión. Pronto viene un programa nuevo llamado Las Aventuras de Emeterio. Por cierto, Camilo Rodríguez va a sacar un libro con las rajonadas de Emeterio.

    ¿Cómo se le ocurren las canciones?

    Viera que me salen rapídismo. Cuando sacaron la noticia de la vaca en el taxi, yo ví la noticia en la mañana y al medio día ya la estaba cantando en radio.

    Amor de Cafetal, es la primera canción que compuse cuando tenía 16 años, ahora también la canta Lencho Salazar. El Samuel, que también la tocan Los Hicsos, Rosario del Niño, La Casona, El mes de mayo

    ¿Alguna anécdota o recuerdo relacionado con alguna canción en especial?

    Cuando vivía con mamá, teníamos una finquita en Zarcero y había una mata de lirio. A mi mamá le gustaba mucho el lirio y ella siempre me pedía que le cantara algo, entonces le compuse esta canción El Mes de Mayo.

    ¿A qué más se dedica aparte de sus presentaciones?

    Parece mentira, pero en esto paso bien ocupado. No hago otra cosa. Me levanto a las 3:30 am, tengo un programa en Omega de 4 a 6 am. Siempre estoy inventando cosas. Estoy grabando ese programa de televisión. Yo siempre pienso positivo para que me salgan bien las cosas.

    ¿Es cierto que fue novio de Maria Mayela Padilla?

    Si, hace muchos años. Ella es folclorista también y se especializa en poesía maicera, que es lo nuestro. Cada país tiene que cuidar su folclor porque es lo principal. Usted va a cualquier país y ve como en los parques todos los días hay gente haciendo esas cosas, más bien en Costa Rica antes a la gente le decían maicero y se ofendían. Yo soy maicero a mucha honra.

  • ¿Le gustan las cajetas?

    Hablando de cajetas, yo fui el primero en ir a Limón en carro. Me fui por el lado de Turrialba y en ese tiempo había una sequía. Se me va varando el carrillo y yo no sabía nada de carros y me doy cuenta que no tenía ni gota de agua, no encontraba yo agua en ningún lado, en eso ví un palo de pipa, yo ni cuchillo llevaba entonces hice exprimida la pipa para sacarle el agua.

    Le llené el rayador con agua de pipa al carro y lo arranqué. Al rato se me vuelve a varar y era porque no llevaba nada de aceite, pero yo llevaba miel de dulce del trapiche, entonces se la eché en el motor y arranqué con toda la pata. Cuando llegué a Limón hacía un calor de los diantes y en eso veo que la gente iba recogiendo cosas detrás del carro y claro, eran cajetas que el carro iba tirando por la mufla.

    ¿Qué hace en Semana Santa?

    Nada bueno.

    ¿Cómo ve al país en los últimos años?

    Bueno, yo lo veo por televisión (risas).

    Yo las cosas negativas como que no, así que yo lo veo bien. Este año se habla de crisis, pero el estadio está lleno y la gente se enfiesta, este negocio donde estamos es caro y se llena.

    (risas)

    Si usted fuera una tortuga y tuviera que llegar a Guanacaste en un día ¿cómo se va?

    Le pongo ruedas y me voy como en patineta.

    ¿Por donde agarra a los toros para noquearlos?

    Eso es como lo que me preguntaron una vez. ¿Por dónde se cogen los buses de Hatillo?, diay supongo que por la mufla, dije yo.

    (risas)

    De su historia laboral, ¿cuál es el trabajo que más le ha gustado?

    Ninguno. Porque yo me divierto en lo que hago, así que el trabajo para mí no existe.

    ¿Cuáles humoristas ticos y no ticos le gustan?

    Cantinflas, Harold Lloyd, Charles Chaplin, Froylán y Norval, Gorgojo, Olegario Mena. Todo aquel que sea original y que invente cosas.

    ¿Un piropo favorito?

    En el hipódromo de mi corazón, la yegua que mejor relincha eres tú.

    ¿Una frase infalible para conquistar a una mujer?

    Me gusta siempre saludar a una mujer con todo respeto. Una vez usé uno que me enseñó mi tata:

    "Adiós purgante de mis ilusiones" Lo feo es que me respondió: adiós efecto de mis purgantes. ¡Y ya me ahuevó todo!

  • ¿Cómo fué el primer día que se vió el bigote?

    Eso fue tomando sopa negra, que me quedó un bigote pintado.

    ¿Algún mal hábito que no haya podido cambiar?

    Venir a este negocio, todo el tiempo estoy metido aquí

    (risas)

    Ya en serio, tenía el mal hábito de fumar pero ya no. También las mujeres, pero bueno, eso no es un mal hábito.

    Si tuviera que escoger: ¿la guitarra o la voz?

    La voz. Porque con guitarra cualquiera me acompaña para alguna presentación y de feria para lo poco que toco, ni toco guitarra yo.

    Un mensaje final que quiera darnos

    En lugar de meterse en algún vicio es mejor meterse a hacer deporte, hacer música o leer un buen libro y siempre poner todo en las manos de Dios.

    Emeterio nos cantó un par de canciones más y como quien no quiere la cosa nos recitó coplas personalizadas con nombre y apellido. Salimos contentos y agradecidos por el tiempo que pudimos compartir con tan célebre personaje nacional.

    Copla para DeleBimba

    yo me aparté del cigarro
    pero agarré la cachimba
    y me gusta siempre leer
    la revista DeleBimba

    Pequeño glosario folclórico

    Puntal: el gallito que le llevan a la gente cuando está en el campo o cogiendo café.

    Cabezón: el guaro más fuerte que hay

    Un tren: de donde sacan el guaro

    Taburete: un banquillo

    Camarín: como un armario de vidrio donde se metían los santos, ahora se les llama baúl

    Molendero: una tabla ancha donde se picaba la cebolla y esas cosas

    Las canoas de cedro: donde guardaban las semillas y el dulce

Fotografía: Laura Alpízar / Video: Victor Da Luz
comentarios
Debe loggearse para comentar.