Swásthya Yoga

  • En la pequeña parte de mi existencia he logrado entender cómo el ser humano anda en una constante búsqueda por la vida. Es parte de nuestra naturaleza, investigar, entender el porqué de las cosas; y ojalá tener una respuesta enclarecedora del porqué estamos dónde estamos.

    Creo que el hecho de no saber nada por seguro, genera un misterio que le da sabor a la vida y nos obliga a continuar buscando algo que nos llene.

    A mi me pasó en un punto de mi vida, donde empecé a sentir más esa necesidad de búsqueda de algo que no sabía que era hasta que lo encontré.

    En el 2007, acepté una invitación a una clase gratuita de Yoga y en un mes ya me consideraba experimentada en el tema. Y es que a veces, uno no se da cuenta de lo que vive en el preciso momento sino cuando ya pasó. Yo descubrí que el Yoga era eso que tanto había buscado, ya que me proporcionó una disciplina y constancia, algo que yo desconocía, así como salud física y mental. Sin duda una muy satisfactoria manera de vivir la vida, al menos desde mi punto de vista.

    A mi criterio siento que hoy en día la gran mayoría de gente “practica” Yoga inconscientemente. Tienden a relacionar la palabra Yoga con terapia, con un deporte o filosofía. Inclusive hasta comienzan a practicar por las razones incorrectas, como el típico caso de que un doctor me lo recomendó para el dolor de espalda. Pero lo que siento es que la gente debería comprender que el Yoga no sólo es una solución a un problema, sino es un estilo de vida que, al proporcionar calidad a la misma, va a generar una gran cantidad de beneficios. Pero no debe ser la razón por la cual practicarlo, debería practicarse impulsado por el mismo motivo que induce a un artista a pintar un cuadro, que sea una manifestación expontánea de lo que está en su interior y necesita ser expresado, y no porque precise hacerlo.

    En la actualidad, se conocen muchos tipos de Yoga. Swásthya es el que yo practico. El Swásthya Yoga, fue sistematizado por un brasileño en los sesentas, el Maestro DeRose, que se basó en el Yoga más antiguo, del período preclásico. El Swásthya tiene raices Sámkhyas lo cual quiere decir que es técnico, dinámico y que no adopta misticismo, lo cual agrada más las personas dinámicas y de raciocinio lógico. También es Tántrico, esto significa que es un Yoga desrepresor y sensorial. Es decir que no prohíbe absolutamente nada, orienta al practicante pero no reprime y además valoriza y respeta el cuerpo, la salud, sus sentidos y el placer. Tiene una forma especial de ejecutar los ejercicios. Es diferente a la mayoría de los otros tipos de Yoga, que se hace en una forma de ¨coreografía¨para enlazar delicadamente cada uno de los ásanas. Cabe que recalcar que ofrece reglas generales, las cuales lo convierten en un Yoga autosuficiente. Si se siguen las reglas básicas, el practicante tiene la ventaja de no tener que depender de un instructor y por el contrario poder seguir perfeccionándose solo. Siempre y cuando siga las reglas generales.

  • Es considerado el más completo, porque contiene en si todos los elementos constituyentes de casi todas las demás ramas del Yoga. Es una práctica constituida por 8 partes. Empezando por mudrá que es un gesto reflexológico hecho con las manos que permite entrar en un estado de mayor receptividad. Pújá es un intercambio de energía entre el discípulo y el practicante, mantra es la vibración de la vocalización de ultrasonidos. Pránáyáma son los respiratorios que bombean la bioenergía. Kriyá son actividades de purificación de las mucosas, ayudan a limpiar el organismo a nivel físico. Ásana es la parte más conocida y popular del yoga, no es gimnasia ni educación física, son ejercicios psicofísicos que producen efectos extraordinarios para el cuerpo, como flexibilidad, musculatura, equilibrio de peso y salud en general. Yoganidrá es la descontracción que ayuda a asimilar todos los efectos producidos por todas las partes anteriores. Por último el samyama, es la técnica de concentración, meditación y samádhi, al mismo tiempo.

    El Maestro DeRose define la palabra Yoga como cualquier metodología estrictamente práctica que conduzca al “samadhi”, que es el estado de hiperconciencia, de megalucidez que proporciona el autoconocimiento, así como el conocimiento del Universo.

    Por lo tanto, hacer la práctica completa a la que se le denomina asthánga sádhana, es esencial para poder llegar a ese estado de megalucidez que es básicamente, el objetivo que estamos buscando. Así como una mejor calidad de vida, salud física, energía y salud mental.

    Sin duda alguna ahora que el Yoga es ahora parte de mi vida, me siento llena de energía y más saludable. No logro visualizar como pude haber vivido antes sin este conocimiento. Es algo que me enorgullece y me hace sentir muy bien conmigo misma.

    A veces, la vida suele darnos una manera inesperada de ponernos frente a nosotros cosas que son, por lo general, la respuesta a nuestras interrogantes. La cuestión es estar alerta de lo que nos rodea y lo que nos sucede, para poder así, percibir más facilmente esa tan perseguida paz interna.

Fotografía: Beto Román
comentarios
Debe loggearse para comentar.